Ahora que tengo un Swatch después de años con relojes de marcas anodinas e ignotas, para mi es un auténtico misterio que los relojes Swatch de la gama básica tengan tanto éxito. Yo he tenido que dejarlo en un cajón, porque tengo la manía de dejar de utilizar las cosas que me molestan. La idea de tenerlo en mi muñeca todo el día me produce dolor de cabeza. Ahora mismo no me viene ninguna imagen de silencio, pero si me pides una de ruido te enseño mi Swatch.

Anuncios