Como era de suponer, y gracias al maldito Photoshop, los amigos de Google Maps con su Street View van a ser obligados a retocar el auténtico retrato de la vida real y cotidiano de nuestras ciudades.

 

Anuncios