Debido a una dolorosa carencia congénita de talento para escribir, esta sería la única manera que tengo de expresar las emociones que me embargan al ver este maravilloso espectáculo de música, danza y publicidad de Telecinco. Y a ver si arreglo pronto el mando de la tele.

(clicar en la imagen para ampliar)
Anuncios