Desde luego con ejemplos como este, se ve que la cosa va bien encarrilada de cara a empezar a crear actores y actrices que no se suban a la parra. Aunque llegará el día en que estas marionetas 3D y sus creadores también tengan su propio star system al estilo Rogger Rabbit, antes tendremos que esperar a que superen el tema ropa; porque ahora mismo parece toda de neopreno, que ni tiene caída ni dobla como Dios manda. Y ya puestos, a mi entender la animación de figura humana canta bastante, especialmente cuando no hay un patrón basado en motion tracking (basta ver algunos saltos y volteretas de superproducciones como Spiderman para lamentarse). 

En fin, un par de añitos más y empezaremos a no poder distinguir la realidad.

 

visto en motionographer

Anuncios