shit_shop

Amigos, tal como se presentan estas navidades, las opciones de regalar lo que realmente nos gustaría regalar se esfuman como los findes. Los escaparates de cosas caras, y de cosas normales, parecen insultarnos al pasar. Las etiquetas de los precios se ríen directamente de nosotros. 

Hoy, acceder a mi cuenta online me hace sentir valiente a cada click. Los autónomos me entenderán; cuando crees que estabas jodido, te agachas y notas que esta vez es más gorda, y más larga. Un gasto inesperado. Te giras para ver de qué se trata y ya tienes una en la boca. El IVA. Te incorporas, arreglas un poco la cosa y si miras arriba hay un piano viajando hacia tu cabeza.

Así las cosas, el shit_shopping es la opción de estas fiestas. Pero no se preocupen, sus seres queridos lo entenderán. Lo que cuenta es la intención.

– ¿qué me has comprado queridooo?

– tú ábrelo.

Anuncios