Existen soluciones variadas, en todos los sentidos, para realizar un efecto de integración de elementos gráficos en un clip de video. Es un efecto recurrente que hace cierto tiempo resultaba inalcanzable o muy complejo. Estas aplicaciones de apoyo sirven para seguir el movimiento de un fragmento de video (tracking). Hace unos meses, gracias a esta campaña del Gobierno de Aragón, tuve la oportunidad de comprobar que PFHoe es una de las maneras más asequibles y efectivas de hacer un trackeo 3D que exporta datos de movimiento de cámara. Esto quiere decir que el programa, tras una serie de pasos donde el usuario introduce una serie de parámetros básicos de posición, es capaz de analizar el movimiento de los pixeles del clip, para generar toda una serie de coordenadas que imitan con suficiente precisión dónde y cómo se movió la camara al grabar el clip en su día. Si esas coordenadas son exportadas a otro programa, la cámara de ese programa se moverá igual que lo hizo la original. Esto quiere decir que lo que pongamos en escena tomará la perspectiva correcta. Sólo hay que colocar de fondo nuestro clip original y se supone que todo casa. Los resultados no sólo dependen de estas premisas técnicas, pero ayudan mucho a dar un plus de atractivo y efectividad en el diseño y por ende en el mensaje. Aún así es imprescindible no olvidar que el software en general (y cuanto más específico peor), se ha ganado a pulso el primer puesto del ranking de la ley de Murphy, muy por encima de la tostada de mermelada*.

*Dentro de la Galaxia Murphy para mi no hay estrella más cegadora que Word.

AGENCIA: BASSAT OGILVY , PRODUCTORA: VIDEAR, CLIENTE: GOBIERNO DE ARAGÓN, REALIZADOR: JAVIER CALVO

Anuncios