You are currently browsing the category archive for the ‘Diseño’ category.

ProRetoque es una iniciativa emprendida por mi hermano Tomeu, fotógrafo desde que yo recuerdo. Hasta hace poco él estaba en Buenos Aires, donde estuvo unos años aumentando lo que ya era un magnífico currículum como fotógrafo para agencias de stock y publicidad. Sus trabajos como retocador le dieron la idea de impulsar esta web en la que también he acabado participando.

En muchas ocasiones yo mismo he echado en falta servicios como éste, en proyectos donde retocar y recortar (siluetear) lotes enteros de fotos me han tenido muchas horas entretenido en tareas de una rutina desesperante e insoportable.

Bienvenido sea Proretoque, por muchos años!

Jala pues, un altre llibre.. ja puc contar els semestres per llibres dels programes. Aquest cop, per temps era impossible assolir-ho, així que la part d’il•lustració ha anat a càrrec de l’Alba Olmo, que ha fet una feina increïble en temps record. Jo m’he limitat a fer de director d’art, dissenyant la portada, marcant la pauta i fent maquetació de la tripa. Amb textes dels guionistes habituals del programa, coordinats per Pau Escribano, fotos d’Anna Jiménez i l’incommensurable ajuda de l’equip de producció amb Sandra Olsina on the front, fent possible entre d’altres les sessions de foto amb els actors que ja coneixeu de sobres, maquillatge, vestuari, tots han fet que el  llibre hagi quedat ben xulo. Espero que com els altres arribi ben amunt a les llistes de best sellers d’aquest Sant Jordi, a la seva franja “d’audiència”.

Cualquiera que se haya paseado por aquí saben que una de las pocas cosas que se me dan bien son los fakes. En la industria del cine, teatro y tele, falsificar posters, cartas, carteles, etiquetas, periódicos y revistas es algo que forma parte del atrezzo y que se lleva haciendo desde hace muchas décadas. Un ejemplo típico, cuando la peli narra la historia de una supuesta soprano, en algún momento aparece un cartel fake anunciándola, una portada de  disco. Los props (así los llaman también) tienen que parecer reales, me molesta particularmente cuando no son verosímiles. A veces son parte importante de la peli en cuestión (por poner un  ejemplo de fake que juega un papel importante bien podría ser el juguete de Zatura.

Jordi Labanda es un ilustrador muy prolífico, con talento y gusto, aunque en mi opinión se le podría reprochar que casi toda su obra parece una mezcla de props para una peli de Blake Edwards, los chistes de la última página del Hola! y una oda nostálgica a la obra de Sasek. Sin embargo ha sabido re-ilustrarlo, y conducirlo comercialmente con habilidad hasta texturizarlo todo con éxito, que no es tan fácil como parece.

Si bien cabe mencionar que las viñetas que firma en las revistas no tienen gracia alguna, aunque supongo que lo último que intentan es generar nada parecido a una sonrisa. Es ahí donde más prurito me da su obra. La loa constante y vacía a la felicidad en su acepción más tonta y anoréxica.

Así pues hace un tiempo me curré una ilustración, un fake , una re-copia de este estilo sesentero, pero con algo más de mala leche. Y miren por dónde me lo encuentro en una recopilación pirata de su obra, en un sitio con millones de visitas, como una ilustración más de Labanda en cuestión. Todo un orgullo para este faker. Adjunto una captura, porque no creo que dure mucho. Estaba junto a un post de Jason Brooks, otro que tal.

Bé, aquí teniu com ha quedat la portada i contra del llibre del Crackòvia d’enguany.  Si puc faré un post explicant detalls com l’any passat.

Salut i visca el Barça!

clic per ampliar la portada

contra

luigi_bufanda_estil_jordi_labanda

schuster_crackovia

Ya sé que no hase falta desir nada más, pero ahí van mis impresiones de la aventura de libro de marras.

Hasta ayer que pasé por un Abacus no había visto el libro expuesto. No dudé en ojearlo y exclamar en voz alta asegurándome que la dependienta y 4 clientes más me escucharan. ¡Vaya, qué libro más chulo! ¡qué diseño! ¡y qué buen precio!  Pero cuál fue mi sorpresa cuando comprobé que mis palabras fueron apagadas por las de Javier Cercas que también ojeaba un ejemplar de su libro e iba exclamando con una voz mucho más potente ¡ostras, qué interesante! ¡y qué buen precio! Después reconocí al resto de clientes, que también eran escritores, así que lo dejé estar y me fuí sin comprar nada.

Aunque odio la expresión “bromas a parte”, incluídas las comillas, diré bromas a parte que el libro ha quedado muy bien y por lo que me llega, parece que está gustando mucho. Y qué buen precio.

Pero vayamos a la cosa del diseño, que para eso esto es mi post de mi blog para mis 2 lectores de los cuales al 50% os importa un carajo la cosa del diseño, pero es lo que me apetece contar hoy.

portada_crackovia_despl_400

Visión de la portada totalmente desplegada. Las solapas muy generosas me permitieron desarollar la espiral hacia la contraportada para servir de apoyo a los elementos de la misma.

De libro me han quedado un par de asignaturas pendientes. La primera es que lamentablemente no pude hacerlo con Indesign. Aunque hace tiempo que todos los colegas proclaman que Quark huele más a cadáver que otra cosa, me planteé la cosa en otros términos; si tengo poco tiempo para hacer esta Torre Eiffel de palillos, más vale que utilice la marca de palillos que conozco, por muy chungos que sean. Así que después de unos escarceos con Indesign vi que está muy bien, pero que me era imposible aprender todas las trampas y viejos trucos que sabía de Quark en unos días (la mayoría de esos trucos son precisamente para sortear las carencias del mismo Quark). Pero no había días. ¿Y quién soy yo para desafiar a Sant Jordi? Después de todo, no sé qué es peor, si matar un lagarto gigante con indigestión (eso es un chiste que compara un dragón con un lagarto) o lidiar con la patética versatilidad que el QuarkXpress exhibe tanto con las imágenes como con la tipografía. La fuente Fedra fué lo primero en caer por culpa del Quark, no sé qué pasaba pero se desmontaba, así que encontré refugio en la siempre fiel Bliss. Indesign, voy a por ti ahora ya sí…

La segunda asignatura ha sido no tener ese tiempo que cada proyecto quiere para dormirlo y retomarlo. No hay como no ver para ver. Pero otra regla es que siempre se agotan los días, independientemente del número de éstos. Pero estoy contento con el resultado. Una de las premisas que me impuse fue encontrar un equilibrio entre objetivos estéticos asequibles, renuncias y prioridades. Y esto, mal que nos pese, se planea mejor al borde del precipicio que en el prado de tranquilo todavía hay tiempo.

sonda_nescafe

Imagen de la sonda que me acompañó en todo momento.

Es un tipo de libro muy concreto con un target muy generalizado. Lo agarré con muchas ganas porque por fin tenía todas las posibilidades que suponen 4+4 tintas + couché al contrario que otros best sellers que juegan en esta liga (catalana). Sólo pensar en los coñazos de lidiar con 2 tintas en proyectos grandes, se me ponen los pocos pelos que me quedan como escarpias, sean lo que sean las escarpias.

Otra batalla fueron las fotos. Se hicieron varias sesiones, un trabajo impecable de Anna Jiménez Roig, pero que requería mucho retoque, ya que el maquillaje de tele es al fotográfico lo que el moreno Solmanía es al moreno de playa. Aunque la mayoría de fotos se hicieron contra fondo blanco hubo que recortar un montón de ellas, para la portada, las pegatinas, y otras partes del libro. Para esto me resultó muy útil el Fluid Mask, quizás el trial de 30 días más aprovechado de mi carrera.

fluid_mask

Fluid Mask divide la imagen en parcelas. Funciona como un bote de pintura con el que marcas qué parcelas quieres desechar, marcando una frontera suavizada con cierta transparencia que resulta muy útil especialmente en áreas de pelo. Todo es bastante parametrizable, es cuestión de mirar un par de tutoriales y se pilla el método bastante rápido.

Sólo para las pegatinas necesité varios días. Recortar las fotos, respetar las especificaciones técnicas estrictas en cuanto a troqueles, sin menoscabar el rollo humorístico.. tuvo su qué. El troquel de la pegatina es producto de la vectorización suavizada que proporciona Illustrator, aunque también requiere retoques manuales. Cada pegatina tiene una separación mínima y la colocación para aprovechar el espacio posible, etc… una pesadilla. Si ahora me dicen “troquel de pegatinas” una gota de sudor blanco me recorre la frente y me convierto en un robot violento.

troqueles_crackovia

Detalle de las marcas de troquel en las pegatinas en una primera versión. Visto así parece más sencillito. La línea magenta marca el troquel, la cian es sólo un referencia del espacio entre troqueles. Espero que l’enganxina d’aquesta copa es pugui utilitzar enguany. El Chelsea em fa més por que una pedregada. Patirem, patirem…

Y nada como un contenido así para contrarrestar la fatiga. De repente, a las tantas me pillaba riendo de nuevo al remaquetar un contenido que ya tenía más que visto. Y eso lo consiguió el gran Jordi Graví, que se volcó ahí con un excelente y enorme trabajo de poner letra y orden a este amasijo de contenido con mucho humor y talento. Y yo estoy encantado de haber podido aportar algo del rollo al que os tengo acostumbrados (a vosotros 2) y que puede reconocer cualquiera que me lea desde mis fakes de abusemagazine hasta hoy.

Toda una experiencia que voy viendo más positiva cuanto más se aleja el recuerdo del esfuerzo y que espero tenga en Sant Jordi el éxito que se merece, independientemente de las técnicas de live viral marketing que os contaba más arriba.

Actualizado: éxito total de ventas!!! gràcies a tothom!!!

> LLIBRE CRACKOVIA 2010


portada_crackovia_400px

Por fin!!!! Tachaaaan!!! Ratatatachaaaannnnnn!!! (etc)

Llega calentito de la editorial.. Saldrá a la venta el día 7. Han pasado un par de semanas desde la entrega y todavía me duele el mouse.

Bueno, de momento ahí va la portada, aunque en cuanto pueda haré un post algo más extenso para hablar de este difícil parto de 30 días y pico. Hay tantas consideraciones que se me amontona el entrecejo. De momento no veo el día que otro proyecto me seduzca para ultrapasar ese umbral que hay entre implicación y desequilibrio mental. Supongo que todo es negociable! :D

Todavía no quiero escudriñar el libro porque ya en la portada veo cosillas – que con seguridad no pasarían un examen de Katanga :) , y como habrá tiempo para todo, qué narices, el milagro es que el libro esté ahí después de afrontar tamaña locura y que llegue a Sant Jordi sano y salvo.

Elena, María y Lucas, gracias por ser infinitos.

> LLIBRE CRACKOVIA 2010

click en la imagen para ampliar

dedicat a senyorventura

Cuando explico esto me toman por el típico diseñador gráfico bromista y calvo que hace coñas sobre photoshop y los billetes de banco. Pues no lo soy, malditos incrédulos! esta vez es de verdad, pero poca gente lo sabe porque es algo con lo que no te topas normalmente. La cosa es que SI QUIERES ESCANEAR UN BILLETE DE BANCO TE SALE ESTE AVISO EN PHOTOSHOP:

(click to ampliar)

(en este caso con una versión antigua de photoshop para que vean que hace bastante que esto ocurre)

No engañas al sistema escaneando por trozos, ni pasando antes por otras aplicaciones; si la imagen pasa por Photoshop en buena resolución y plano (sin deformacion o perspectiva, etc) te puedes dar por avisado.

Por lo visto esto pasa sólo con determinados equipos informáticos*, y a resoluciones de 300ppp que es cuando la cosa empieza a quedar bien si lo imprimes. La cosa es fruto de un acuerdo voluntario de fabricantes de software y hardware, y los detalles e imágenes que no activan el aviso se ofrecen en este sitio auspiciado por el Banco Central Europeo.

Pero es es algo que resulta inquietante, porque parece como si de repente, nos damos cuenta que nuestro ordenador sabe lo que hacemos, sabe lo que escaneamos, lo que miramos… amigos, compañeros, de la noche de misterio, cualquier día el ordenador nos avisará por cualquier cosa.

Bueno, esta última imagen es falsificada, ¿por quién me toman?

 

*comprobado al menos en macs.

La espera en un semáforo es menos espera si ves cosas diferentes a lo habitual. En el pelotón de cabeza solemos estar los de siempre; el que se urga la nariz, la moto que pasa rozando el retrovisor y el niño que te mira fijo. Y los vehículos son siempre los mismos.

No hace tantos años había cierta expectación por algunos modelos de coche recién salidos al mercado. No sé bien por qué (ni me importa demasiado) pero eso ya pasó. Ahora las únicas sorpresas estéticas que nos depara este tremendo aburrimiento paisajístico son los coches tuneados. A parte de la música que sale de ahí dentro y lo que rodea ese mundillo, si analizo el hecho que supone la estampa de ese coche único en ese pelotón de vehículos impersonales, a mi me parece una expresión estética mucho más interesante y bella que cualquier monovolumen ni Ópeles de tres al cuarto. Eso del beauty.

Me di cuenta que los logotipos de los coches van creciendo con los años, al contrario que la mayoría de los tuneros, que suprimen cualquier rastro de marca en sus carros, alisando la chapa. Hay quien jamás ocultaría o disimularía la marca de su coche, pues consideran parte de su inversión el hecho de publicitar la marca que lucen. Otros no sé. En mi caso, me siento como un anuncio con ruedas, publicidad gratuita en mi culo que las marcas celebran alegremente.

Así, hace unos años acaricié seriamente la idea de meterme a diseñar piezas de tuning estética y económicamente asequibles, para un público potencial aburridos del aspecto de su coche. Algo que no colgara del retrovisor ni estuviera en la bandeja. Que no te convirtiera automáticamente en un pastillero y que no fuera un embellecedor del Carrefour. Entonces pensé en sustituir la pieza original del logo por un de idéntica calidad con un diseño alternativo. De ahí salieron esos bocetillos, y otros que me da pereza buscar. Si me llama un fabricante ya le daré más detalles… jajajja.

buen finde

The Fail Blog, cosas que fallan, también en diseño gráfico. Visto en Transbuddha.

 

Ahora que tengo un Swatch después de años con relojes de marcas anodinas e ignotas, para mi es un auténtico misterio que los relojes Swatch de la gama básica tengan tanto éxito. Yo he tenido que dejarlo en un cajón, porque tengo la manía de dejar de utilizar las cosas que me molestan. La idea de tenerlo en mi muñeca todo el día me produce dolor de cabeza. Ahora mismo no me viene ninguna imagen de silencio, pero si me pides una de ruido te enseño mi Swatch.


Cabòries, la volta al Polònia en 80 gags

sigo trasteando con el blog…

Aquí uno de los últimos trabajos que han salido de este estudio, el nuevo libro del Polónia, el conocido programa de sàtira política de Tv3. Es un encargo de Abuse Design para Veranda.tv y Cancuca, productoras del programa. Deseamos lo mejor para este Sant Jordi.

Aquí os dejo unas capturas del proceso de diseño.