You are currently browsing the category archive for the ‘Publicidad’ category.

ProRetoque es una iniciativa emprendida por mi hermano Tomeu, fotógrafo desde que yo recuerdo. Hasta hace poco él estaba en Buenos Aires, donde estuvo unos años aumentando lo que ya era un magnífico currículum como fotógrafo para agencias de stock y publicidad. Sus trabajos como retocador le dieron la idea de impulsar esta web en la que también he acabado participando.

En muchas ocasiones yo mismo he echado en falta servicios como éste, en proyectos donde retocar y recortar (siluetear) lotes enteros de fotos me han tenido muchas horas entretenido en tareas de una rutina desesperante e insoportable.

Bienvenido sea Proretoque, por muchos años!

Anuncios

Últimamente estoy descuidando uno de los propósitos que me había fijado unas navidades no muy lejanas. El de procurar no ver más películas emitidas por las cadenas de TV. Porque la política publicitaria de las cadenas ya no está pensada por un equipo de personas ruines y detestables como estábamos acostumbrados hasta ahora. Como era de esperar, ese equipo se promocionó no hace mucho a puestos más altos en la empresa, dando paso a una nueva generación de personas ruines y detestables pero con un gran valor añadido; son una generación -ya nos avisaron en un documental de Greenpeace- que ya cuenta con una alta acumulación de residuos contaminados, rica en todo tipo de innumerables compuestos -con el aspecto una pasta negra y espesa-, que confiere a estos equipos unos poderes hasta ahora desconocidos. No soy ningún entendido, pero creo que el culpable son los metales pesados que se encuentran en la bollería industrial y derivados lácteos sobre todo que ingirieron en toda su infancia y que se acumulan directamente en el cerebro. Ahora, esos hombres y mujeres se sientan alrededor de una mesa de reuniones para poder tomar la decisión de mutilar las obras de arte que emiten, dentro de lo que ellos creen que es un plan superior bautizado con algún novedoso término en inglés. Los caminos del marketing y estragia comunicativa se tallan a base de términos en inglés, a ser posible de 2 o 3 palabras y sin conjunciones. Si no hay eso, no hay marketing ni estrategia ni nada. ¿Quiénes somos nosotros para dudar de algo que tiene nombre inglés de 2 palabras? Supongo que esos cortes publicitarios a mitad de frase deben tener uno de esos nombres tipo (TBI -touching balls intentions). Eso hace girar el mundo.

Yo, que también tomé mucho Nesquick, soy un poco más… rudo, si quieren. Al ver cómo cortan el momentazo de las películas donde al final ponen trocitos de cada actor con su nombre y personaje, con la música, con lo entrañable y gracioso que resulta ver a los que hemos visto llorar reír y morir las últimas 2 horas, mi creative thinking me sugiere algo más basic strategy, que vendría a ser que agarraría  por las solapas al hijoputa que corta la peli ahí, y lo tiraría a una psicina de mierda de vaca (cow dung planning en inglés). Más o menos por ahí van mis tiros.

Fragmento del spot para la campaña de Supermercados Gadis, de Galicia. (Agencia: BAP&CONDE ; productora: CONGO PRODUCCIONES)

Ver spot completo aquí

Por fortuna -esta vez gracias a Abuse Design-, a veces caen proyectos que obligan a tomar 4 respiros, reflexionar, y plantear técnica y conceptualmente problemas de animación que se hacen muy cuesta arriba experimentar si no es por encargo.

En este caso fue el extraño honor de afrontar el reto de animar una vaca para transformarla en una moto. Lo delicado era que la vaca y la moto ya estaban grabadas. No se trataba transformar una vaca virtual, en 3D, para despedazarla en bloques, mezclarla con una moto 3D e integrarlo en un fondo grabado. No sé si eso hubiera sido más fácil. Todos sabemos que las palabras “fácil” y “sencillo” aparecen a menudo en el primer contacto con la productora que te hace cualquier encargo, pero lo cierto es que en este oficio la chorrada más tonta se puede complicar y de hecho se complica el 98% de las veces.

Además se juntó con el encargo añadido de aprovechar de alguna manera el movimiento de la vaca original. Todo ello en 18 frames. Al final la vaca fue pidiendo más y más fotogramas, así que le dí todo lo que me pidió desde el principio. No sé si reconocería a Cachorra (la vaca) si me la cruzara por el monte, porque nuestra relación fue corta pero intensa. Ella no me llama ni me escribe.

Recordé un tutorial de Nick Campbell, que mejoraba algunos aspectos de otros tutoriales clásicos que, a base de juntar capas en AfterEffects conseguía un efecto 3D. La cosa era arriesgada porque es un engaño visual que a la mínima canta como una almeja, pero como todos hacemos en este mundillo, aplicamos la regla de si la cosa funciona, porque esto no es más que una ilusión, y lo que cuenta es el resultado. Y aunque eso resolviera la parte más técnica del despiece exterior, el meollo de la cuestión es la solución de animación global, del pliegue de un objeto en otro, con tanto trozo de vaca y tanto desfase de tamaño. Aunque dure poco más de 1 segundo, si se reproduce más veces se empieza a ver que cada sección del animal mereció un tratamiento diferente. Hubo días en que sólo solucionaba una parte ridícula del total; hacer una extrapolación hubiera sido desquiciante (cualquier ordenador hubiera sugerido: “Estimated finish time: february 27, 2023”). Pero poco a poco la cosa fue tomando forma. Como en un túnel, hubo 2 lados que juntar, por uno el despiece de la vaca que comienza a desmontarse, y por otro la moto montándose. En el punto medio, algo de tripas 3D girando para hacer el debido ruido tridimensional. La composición final, en 2D, tiene unas 120 capas, y una de ellas contiene a su vez la composición de la moto que se monta con sus tantas otras capas, sin contar las capas de cada trozo de vaca frontal. Hay elementos imprescindibles ahí dentro que hoy tardaría mucho rato en justificar. Cuando estás metido en arena no intelectualizas lo que haces. Lo haces. Y si sale bien, no lo toques.

Una de esas noches, en un descanso, deseperadillo, maldiciendo y compadeciéndome por la complejidad de la animación, fui a despejarme al salón. Encendí la tele, y apareció la escena de  la batalla de los olifantes del Señor de los Anillos. Para cuando acabó la secuencia de marras recogí mi mandíbula del suelo, regresé al ordenador con el rabo entre las piernas, y pasé unos días sin quejarme de nada.

spain_paraiso_penal_01

click to ampliar

ono_banner

Hace ya mucho que me vengo quejando de lo mismo. La queja es mi deporte favorito. Pero esta vez tengo razón, y aquí les traigo pruebas fehacientes. Existe una conspiración a nivel nacional, qué digo, a nivel mundial, de becarios y becarias armados hasta los dientes con Windows Paint, CorelDraw y otras armas de similar calado. Por la noche, en cualquier rincón del estado, en una oscura habitación donde hace años que no entra a limpiar una madre, dormitan, dibujan y diseñan sin descanso. Porque hay quien lo compra.

Perdónalos Señor, porque no saben lo que vectorizan…

publi_salvaje

La publicidad en estado salvaje es un fenómeno importado de la radio que hace ya un tiempo podemos ver en casi cualquier cadena de televisión. La radio ha sido siempre el medio donde mejor se implementa esta práctica, ya que resulta más difícil de zapear y la penetración del supositorio publicitario está más garantizada. El radioyente, por la misma naturaleza del formato radiofónico, alcanza rápidamente un estado en el que baja la guardia y acaba por asumir de forma pasiva el constante bombardeo de supositorios publicitarios. El modelo natural en que está inspirada esta práctica, es el de un tipo de murciélago tropical, ciertas especies de mosquitos y sanguijuelas; éstos segregan una sustancia anestesiante y anticoagulante que evita que el individuo se aperciba de que está siendo parasitado, hasta donde es posible.

No hace falta ser un mago de la percepción para darse cuenta que las televisiones se han apuntado a este fenómeno, inundando todo aquel espacio inundable, dentro y fuera de los contenidos en forma de entrevista, chiste, atrezzo, vestuario, argumento, trailer, anuncio, microanuncio, microespacio, patronicio, subpatrocinio, sub sub patrocinio, repetición, palabra, obra y omisión.

Pero si hay un caso que en mi opinión merece especial atención es el de Disney Channel. Sobre todo desde que ha entrado en la emisión en abierto via TDT, han liberado todas puertas al bicho que llevaban dentro, dejando ver su auténtica naturaleza. Una estrategia especialmente sangrante y si me permiten rastrera, ya que hablamos de niños, cuyo ánimo abierto y atento los convierte en una auténtica autopista sobre la que lanzar toda la artillería sin ningún escrúpulo y con todas las garantías de éxito. El planteamiento es sencillo, tomemos como ejemplo la serie de moda, Hanna Montana:

A tan sólo 30 SEGUNDOS del final del episodio, la voz en off del charlatán que nos avisa

– “ENSEGUIDA VOLVEMOS CON MÁS HANNA MONTANA”.

Entonces comienza una cansina batería de autopromociones repetidas hasta la saciedad de cualquier mortal, tras la cual entra el final de Hanna Montana (básicamente los créditos). Seguidamente comienza otra sitcom, por ejemplo “LOS MAGOS DE WEBERLY PLACE”.  El incauto espectador se arremanga para ver contenido creyendo que ya ha pagado suficiente penitencia con la publicidad ingerida. Pues bien, al cabo de unos 2 ó 3 minutos de episodio, lo justo para plantear un poco el argumento y la careta (presentacion con la musiquita)… ahí donde meten OTRO CORTE con otro tubo de anuncios.

Ya sabíamos que el ratón era salvaje; sabíamos que no tenía demasiados escrúpulos, habíamos aprendido a vivir con ello, a permitir a nuestros hijos a tomar su dosis, pero el ratón ya no tiene nunca suficiente, se ha vuelto ludópata, vampiro, adicto, tramposo, colosal, tremendo y ha perdido cualquier control sobre sí y los demás. No me refiero sólo a esos mezquinos cortes publicitarios, ya es que es el tono de casi todo lo que hacen. Parece como si el cadáver del fundador hubiera caducado por falta de estrellas en el congelador y aprovechando que semidescongelado se corta mejor, estén haciendo el mejor y más fino carpaccio del que son capaces.

israel_bombing_2

chanchullo_

Ja tenim, en primícia absoluta, la foto oficial del president per l’any vinent. Es distribuirà per tots els organismes oficials, escoles i similars. Per fi una foto a l’alçada dels barracons on milers de nens (fills i nets dels consellers inclosos) faran aquest curs! Quina bona idea. Felicitats agència!  Felicitats fotògraf!

 

que según un traductor automático es:

Ya tenemos, en primicia absoluta, la foto oficial del presidente por el año próximo. Se distribuirá por todos los organismos oficiales, escuelas y similares. Al fin una foto a la alzada de los *barracons dónde miles de niños (hijos y limpios de los consejeros incluidos) harán este curso! Qué buena idea. Felicitados agencia! Felicitados fotógrafo! 

A menudo me pregunto porqué todos los ambientadores huelen a… ambientador. Desde aquí les animo a que inventen algo nuevo.

Yo propongo estas, allá ellos si su concepto de ambiente es una mezcla nauseabunda de corteza de abeto y pino con puñetazos de lavanda. 

 

(me dejo bizcocho recien hechoazúcar fundida, parrillada de gambas, pipí de haber comido esparragos, coliflor en el fuego, y basura de 3 días)

Las papeleras de las agencias de publicidad tienen un montón de papel en forma de spaghetti, pero hay documentos que se libran de la destrucción, e incluso los hay que, de la papelera, vuelven a la mesa. Y aunque parezca inverosímil, anuncios como el bailarín salsero que interrumpe diciendo “noooo, azúcar noooo” (siento no poder ofrecer un link) nacen en un DIN A4, se bocetan, se presentan en cartón pluma, crecen, se ruedan y se editan de verdad, por gente adulta, que se tira muchas horas convenciendo a todos que eso es cojonudo, y que saben lo que hacen. Estoy seguro que agradecerán este gran boceto de una gran propuesta para una gran campaña de una gran multinacional a la altura de las grandes ideas que chorrean por algunas agencias. Estaba en mi papelera.

Es articulada y viene con todo.

Se ve que el Fondo Monetario Internacional está decidida a cambiar la imagen de usureros que parece que arrastran desde… bueno, supongo que desde el mismo momento de su fundación, pero en realidad yo no sé exactamente nada de esta gente, pero todo lo que huele a préstamo e intereses tiene para mi una imagen digamos que… inmejorable. Parafraseando a Capri, ahí va mi anuncio, como dicen por Valladolid, por si le quieren.

Y sin tocar los socorridos mega, ultra, plus ni super. Plas, plas…

Sigan por favor, a ver quién llega primero a 10 palabras/producto.