You are currently browsing the category archive for the ‘Televisión’ category.

Crocodox* es una serie de micro-documentales de 15 min. sobre cualquier tema y donde los protagonistas y narradores son niños de 8 a 12 años. Lo que me encanta de esta fórmula es que demuestra científicamente que aprender puede ser mucho  más divertido que los libros de texto y desde luego mucho más guay que el abuelo del parque que come chuches. Ha sido un honor participar en estos episodios piloto y espero de verdad que la cosa continúe porque, entre otras,  a mis hijos les encantan.

Para muestra estos 2. +en la web del programa.

 

* iniciativa de UnayMedia realizada por productoras como QuindropCromosoma

La careta y animación del croco es de Juan Bravo. Explosión y cráter de asteroide de Guille Muñoz y Miquel Gelabert.
Anuncios

Últimamente estoy descuidando uno de los propósitos que me había fijado unas navidades no muy lejanas. El de procurar no ver más películas emitidas por las cadenas de TV. Porque la política publicitaria de las cadenas ya no está pensada por un equipo de personas ruines y detestables como estábamos acostumbrados hasta ahora. Como era de esperar, ese equipo se promocionó no hace mucho a puestos más altos en la empresa, dando paso a una nueva generación de personas ruines y detestables pero con un gran valor añadido; son una generación -ya nos avisaron en un documental de Greenpeace- que ya cuenta con una alta acumulación de residuos contaminados, rica en todo tipo de innumerables compuestos -con el aspecto una pasta negra y espesa-, que confiere a estos equipos unos poderes hasta ahora desconocidos. No soy ningún entendido, pero creo que el culpable son los metales pesados que se encuentran en la bollería industrial y derivados lácteos sobre todo que ingirieron en toda su infancia y que se acumulan directamente en el cerebro. Ahora, esos hombres y mujeres se sientan alrededor de una mesa de reuniones para poder tomar la decisión de mutilar las obras de arte que emiten, dentro de lo que ellos creen que es un plan superior bautizado con algún novedoso término en inglés. Los caminos del marketing y estragia comunicativa se tallan a base de términos en inglés, a ser posible de 2 o 3 palabras y sin conjunciones. Si no hay eso, no hay marketing ni estrategia ni nada. ¿Quiénes somos nosotros para dudar de algo que tiene nombre inglés de 2 palabras? Supongo que esos cortes publicitarios a mitad de frase deben tener uno de esos nombres tipo (TBI -touching balls intentions). Eso hace girar el mundo.

Yo, que también tomé mucho Nesquick, soy un poco más… rudo, si quieren. Al ver cómo cortan el momentazo de las películas donde al final ponen trocitos de cada actor con su nombre y personaje, con la música, con lo entrañable y gracioso que resulta ver a los que hemos visto llorar reír y morir las últimas 2 horas, mi creative thinking me sugiere algo más basic strategy, que vendría a ser que agarraría  por las solapas al hijoputa que corta la peli ahí, y lo tiraría a una psicina de mierda de vaca (cow dung planning en inglés). Más o menos por ahí van mis tiros.

A veces a los de la profesión, bueno, al menos hablo por mi, se nos va la olla imaginando soluciones más complejas de lo que en realidad la tarea pide. En esta careta para un reportaje de productos D.O. Mallorca producido por Abril Cultura para TV Mallorca (este enlace caducará pronto), me llegué a plantear hasta simulación de fluidos para hacer que un chorrito de aceite de oliva dibujara, siguiendo un camino trazado, a la vez que se comportara como el aceite, expandiéndose a medida que se depositara en el lienzo.

Pues al final, centrándome en lo sencillo, con unos clásicos del After Effects como son efecto trazo+ simple choker, estilo de capa y.. el resultado es justo el que buscaba. No sé cómo habría quedado echando unas horas más con el Real Flow, aunque en todo caso no sé si quedaría mejor o simplemente más freak y seguramente más incontrolable. Lo mismo reza para el inicio, con la onda que simula el contenido de la aceitera. Keep it simple.

careta

efecto animado

captura interface efecto

Recogida firmas en contra del cierre de MallorcaTV

Careta de programa que he realizado para “Entreacte” (TVMallorca), canal por cierto, cuyo hundimiento es uno de los objetivos estrella del programa electoral del PP para las inminentes autonómicas, con el consiguiente cabreo del sector audiovisual insular. El programa #1 aquí, entero, con el resto de grafismos made in yo mismo, 99% AfterEffects.

Fragmento del spot para la campaña de Supermercados Gadis, de Galicia. (Agencia: BAP&CONDE ; productora: CONGO PRODUCCIONES)

Ver spot completo aquí

Por fortuna -esta vez gracias a Abuse Design-, a veces caen proyectos que obligan a tomar 4 respiros, reflexionar, y plantear técnica y conceptualmente problemas de animación que se hacen muy cuesta arriba experimentar si no es por encargo.

En este caso fue el extraño honor de afrontar el reto de animar una vaca para transformarla en una moto. Lo delicado era que la vaca y la moto ya estaban grabadas. No se trataba transformar una vaca virtual, en 3D, para despedazarla en bloques, mezclarla con una moto 3D e integrarlo en un fondo grabado. No sé si eso hubiera sido más fácil. Todos sabemos que las palabras “fácil” y “sencillo” aparecen a menudo en el primer contacto con la productora que te hace cualquier encargo, pero lo cierto es que en este oficio la chorrada más tonta se puede complicar y de hecho se complica el 98% de las veces.

Además se juntó con el encargo añadido de aprovechar de alguna manera el movimiento de la vaca original. Todo ello en 18 frames. Al final la vaca fue pidiendo más y más fotogramas, así que le dí todo lo que me pidió desde el principio. No sé si reconocería a Cachorra (la vaca) si me la cruzara por el monte, porque nuestra relación fue corta pero intensa. Ella no me llama ni me escribe.

Recordé un tutorial de Nick Campbell, que mejoraba algunos aspectos de otros tutoriales clásicos que, a base de juntar capas en AfterEffects conseguía un efecto 3D. La cosa era arriesgada porque es un engaño visual que a la mínima canta como una almeja, pero como todos hacemos en este mundillo, aplicamos la regla de si la cosa funciona, porque esto no es más que una ilusión, y lo que cuenta es el resultado. Y aunque eso resolviera la parte más técnica del despiece exterior, el meollo de la cuestión es la solución de animación global, del pliegue de un objeto en otro, con tanto trozo de vaca y tanto desfase de tamaño. Aunque dure poco más de 1 segundo, si se reproduce más veces se empieza a ver que cada sección del animal mereció un tratamiento diferente. Hubo días en que sólo solucionaba una parte ridícula del total; hacer una extrapolación hubiera sido desquiciante (cualquier ordenador hubiera sugerido: “Estimated finish time: february 27, 2023”). Pero poco a poco la cosa fue tomando forma. Como en un túnel, hubo 2 lados que juntar, por uno el despiece de la vaca que comienza a desmontarse, y por otro la moto montándose. En el punto medio, algo de tripas 3D girando para hacer el debido ruido tridimensional. La composición final, en 2D, tiene unas 120 capas, y una de ellas contiene a su vez la composición de la moto que se monta con sus tantas otras capas, sin contar las capas de cada trozo de vaca frontal. Hay elementos imprescindibles ahí dentro que hoy tardaría mucho rato en justificar. Cuando estás metido en arena no intelectualizas lo que haces. Lo haces. Y si sale bien, no lo toques.

Una de esas noches, en un descanso, deseperadillo, maldiciendo y compadeciéndome por la complejidad de la animación, fui a despejarme al salón. Encendí la tele, y apareció la escena de  la batalla de los olifantes del Señor de los Anillos. Para cuando acabó la secuencia de marras recogí mi mandíbula del suelo, regresé al ordenador con el rabo entre las piernas, y pasé unos días sin quejarme de nada.

Pero, cómo nos han estado ocultando los americanos este tesoro nacional? A ver si cae pronto un biopic para una tarde de domingo. Dicen que en Intereconomía para el mismo otro 11S (La Diada) han convocado una quema de Estatuts.

Como no hay render que por bien no venga, mientras tanto ahí va un gráfico que me vino a la cabeza el pasado viernes, viendo un rato el programa este que me pone cardíaco. Cuando veo uno de esos casos de gemelos cabrones educados sin límite alguno, meándose literalmente en sus padres, me paso el rato esperando que la voz en off diga “Por una vez, nuestra Supernanny opta por recomendar el castigo físico directo” … “En esta ocasión Rocío recurre a la ayuda del juez de guardia, para suplicar la retirada de la custodia de estos padres, por manifiestamente inútiles“. Pero nada, nunca dicen cosas así, aunque no estaría de más que el programa regalara unas cajitas como estas como gesto de despedida.

Si es que si no es porque mis hijos se solidarizan con esta pandilla de consentidos profesionales y me contienen, entraba yo a la tele esa a poner reglas…

zapatero_lost2

keyboard

Estaba ayer dudando si dedicar un post a lanzar hipótesis marranas sobre los criterios que rigen la elección de la Chica Tampax, cuando en la tele estaban dando nuestro culebrón nacional: Ventdelplà.

Estos productos están bastante bien realizados, todo correcto, hasta que inevitablemente, un guionista, tarde o temprano, cae en la tentación de escribir una pequeña escena de acción (min 38:15).

Yo no sé si es que todos los realizadores y directores del país se perdieron la clase ese mismo día al unísono, y fueron todos al mismo bar; la cuestión es que en cualquier producción de Hollywood, por cutre que sea, resuelven las escenas de acción con una habilidad y precisión mil veces mayor. Si por casualidad veo una peli nacional, donde además sacan unas pistolas, ya me echo a temblar. Tengo que verlas asomando un ojo entre los dedos y sabiendo que se les verá el plumero a años luz, me sacarán de la peli y que sentiré algo parecido a vergüenza ajena.

Entonces pienso en el pobre montador, que aunque cuenta con un material mal planteado, tiene que hacer algo positivo para salvar ese marrón. Pero es ahí donde descubro que él también se negó a tomar esa clase cuando joven. En un ejercicio de bienintencionada ignorancia, opta por la conocida regla del montador obtuso de si viene acción metemos muchos planos y cuando todo eso falle algo de cámara lenta. El resultado es como si el hombre elefante hubiera aceptado el reto de manejar el teclado de montaje con la única ayuda de su lengua. El espectador tiene que recomponerse con la ayuda del sonido y el plano siguiente a la escena, para acabar de entender lo que han querido explicar más o menos, que tira que te va, que da igual, que qué más da, que de todas maneras sólo llevamos toda una vida viendo pelis de acción, dadnos tiempo para analizar bien cómo lo hacen.

Cuenta David Mamet en su tremendo Bambi contra Godzilla que la ofensa más rotunda que puede hacer el productor obtuso es cuando dicen “A ver, lo estamos haciendo mal. ¿Por qué no nos encerramos en una sala, analizamos las películas de mayor éxito de todos los tiempos y luego hacemos eso mismo sin más?”. Son este tipo de frases las que abundan en muchos despachos y salas de reunión, donde esos mercachifles sin asomo de talento deciden día a día cómo extorsionar una y otra vez nuestra entrega incondicional de nuestro tiempo de ocio. Y no pasa gran cosa, porque nuestro tiempo de ocio dejó de ser precioso el día que decidimos venderlo para ver el espectáculo que supone observar a los imbéciles capaces de vender a los suyos por aparecer en la tele. No pasa nada, eso ya me lo tiro a la espalda, así que, ya que estamos en esa dinámica, ¿por qué no nos dejamos de chorradas y vamos al grano? ¿Por qué no analizamos lo que la gente quiere ver y luego hacemos eso sin más?

alvaro_colom

En casi todas las películas de política-ficción se presenta la típica figura de político cabrón que durante la cinta podemos ver conspirar, espiar, malversar y asesinar a todo trapo. El espectador, -aliviado porque piensa que eso en su país menos mal que ya no ocurre-, siente cierta empatía, y va acumulando rabia durante hora y media, para terminar en unos últimos minutos de la cinta donde desenmascaran al mandatario hijo de puta con una sucesión de portadas de diarios y planos del tío esposado y defenestrado para siempre. Te vas del cine pensando que bueno, si yo fuera ese tío, grabaría un vídeo y todo se sabría.

Pues bien, se ve que no basta con grabar un vídeo. Hasta ayer no ha sido tema de portada en España, y hoy sigue algo arrinconado. Ese presidente no ha dimitido y por lo que se ve tras las declaraciones de los acusados, todo apunta a que su cinismo va a entrar en Récord Guiness incluso superando los mejores ejemplos norteamericanos, donde una mamada es una conducta impropia y un genocidio es un daño colateral. En fin, será mejor que se inventen otra cosa en las próximas películas, porque parece que hay mierda que no sale ni con Cillit Bang.

dharma_michael_jackson

se puede descargar en:
http://www.ozonas.es/berlusconi_robot.wmv

La verdad es que no tengo ninguna razón concreta para haber hecho este vídeo. La foto me lo ha pedido, supongo. Eso, y que siempre que veo a estos tipos me pregunto de qué están hechos. Me imagino que los toco con un palo, como se toca a los bichos de reacciones inciertas. Me gustaría juntar varios clips como este con unos cuantos mandatarios, aunque el amor al arte tiene un límite, incluso en este blog…

Ya que estamos se lo dedico a Antònia Font (en italiano Antònia Font), y de paso que me encarguen el próximo videoclip de robots y presidentes. Vull fer un videoclip, buaaaà!!!

20090127elpepisoc_3

Foto original

He buscado por ahí y no lo he encontrado. Empiezo a pensar que lo he soñado (con su guión, su producción y todo). Si alguien lo ha visto que me de un link! Pero si no existe, y se admiten peticiones, desde este momento quede instaurada la Plataforma para la Petición a Joaquín Reyes & Friends de la Grabación de un Celebrities de Bob Geldof (es el de la foto, dentro de un círculo).

Va, por fi.

Cada cuatro años es un período de tiempo que merece cierto balance, en el que se supone que da tiempo a inventar muchas cosas. Y si te avisan que tienes que preparar unos juegos olímpicos o cosas así, pues aún más. En lo que a mi respecta, esperaba que se hubieran currado ideas nuevas los tíos de la tele olímpica. Pero otra vez, seguimos viendo la misma ensalada mediocre de imágenes que no aportan nada nuevo, que resultan igual de cansinas, y que no atraen público nuevo a esta fiesta de musculitos. 

Rewind: Leni Riefenstahl, para Berlín 1936 hizo propuestas de tiros de cámara que el COI de la época rechazó por la problemática que suponía la colocación de esas cámaras, por debajo del suelo o entorpeciendo la labor de los jueces y demás. Hoy día, la técnica no sólo permite esos encuadres (y muchos otros inimaginables para la Riefenstahl) sin molestar a nadie, sino que puede ir mucho más lejos, tanto en tratamiento de la imagen en sí como en la movilidad de esas cámaras. No se ha visto nada nuevo, ni siquiera en las repeticiones. Cero imaginación, aunque eso sí, en HD, que es lo que le gusta a mi televisión de tubo. A ver si 4 años más van situando a esos responsables fuera del mercado o se van directamente a donde Fernando Fernán Gómez tuviera a bien mandarles.

INFORMACIÓN A RAUDALES

24 HORAS DE TELE to seguío da para mucha información, pero es triste que ningún comité sancione el hecho de no informar sibilinamente de si estamos viendo directo o diferido. Entendería esta rastrera forma de amputar la información en las cadenas de tradición rastrera, pero de una tele pública es sencillamente pestilente.

De igual forma, a ver si dentro de 4 años a alguien se le ocurre informar (nada, en pequeñito arriba, a la izquierda, una nimiedad para el pequeño porcentaje de gente que no distinguimos a primera vista los 3000m de los 5000m haciendo zapping) de QUÉ MALDITA PRUEBA ESTAMOS VIENDO, ni si son finales, o semifinales, o qué coño son…