Anuncios

Imagen

Imagen

A veces a los de la profesión, bueno, al menos hablo por mi, se nos va la olla imaginando soluciones más complejas de lo que en realidad la tarea pide. En esta careta para un reportaje de productos D.O. Mallorca producido por Abril Cultura para TV Mallorca (este enlace caducará pronto), me llegué a plantear hasta simulación de fluidos para hacer que un chorrito de aceite de oliva dibujara, siguiendo un camino trazado, a la vez que se comportara como el aceite, expandiéndose a medida que se depositara en el lienzo.

Pues al final, centrándome en lo sencillo, con unos clásicos del After Effects como son efecto trazo+ simple choker, estilo de capa y.. el resultado es justo el que buscaba. No sé cómo habría quedado echando unas horas más con el Real Flow, aunque en todo caso no sé si quedaría mejor o simplemente más freak y seguramente más incontrolable. Lo mismo reza para el inicio, con la onda que simula el contenido de la aceitera. Keep it simple.

careta

efecto animado

captura interface efecto

Recogida firmas en contra del cierre de MallorcaTV

Hace unas semanas puse a la venta modelos 3D de  la Copa del Rey, la de la Liga y la de la Champions aprovechando que las tenía modeladas de cuando el Barça las ganó todas juntas, con motivo del libro del Crackòvia. Me faltan por subir las otras 3, que las tengo pero quería terminar de arreglarlas.

Esta mañana al leer la noticia, me he acordado mucho de la escena del cómic Astérix y Cleopatra, donde los mercaderes de souvenirs de las pirámides, al ver cómo la esfinge pierde la nariz, se apresuran a quitar la nariz de las estatuillas que tienen a la venta. Pues yo igual, si la copa está chafada, la arreglo y la subo como opción para quien quiera un modelo más fiel a la de este año. Eso sí, cuando la suba la dejaré gratis, por si acaso alguien pueda echarme en cara que no vale igual rota que entera.

Jala pues, un altre llibre.. ja puc contar els semestres per llibres dels programes. Aquest cop, per temps era impossible assolir-ho, així que la part d’il•lustració ha anat a càrrec de l’Alba Olmo, que ha fet una feina increïble en temps record. Jo m’he limitat a fer de director d’art, dissenyant la portada, marcant la pauta i fent maquetació de la tripa. Amb textes dels guionistes habituals del programa, coordinats per Pau Escribano, fotos d’Anna Jiménez i l’incommensurable ajuda de l’equip de producció amb Sandra Olsina on the front, fent possible entre d’altres les sessions de foto amb els actors que ja coneixeu de sobres, maquillatge, vestuari, tots han fet que el  llibre hagi quedat ben xulo. Espero que com els altres arribi ben amunt a les llistes de best sellers d’aquest Sant Jordi, a la seva franja “d’audiència”.

Careta de programa que he realizado para “Entreacte” (TVMallorca), canal por cierto, cuyo hundimiento es uno de los objetivos estrella del programa electoral del PP para las inminentes autonómicas, con el consiguiente cabreo del sector audiovisual insular. El programa #1 aquí, entero, con el resto de grafismos made in yo mismo, 99% AfterEffects.

Existen soluciones variadas, en todos los sentidos, para realizar un efecto de integración de elementos gráficos en un clip de video. Es un efecto recurrente que hace cierto tiempo resultaba inalcanzable o muy complejo. Estas aplicaciones de apoyo sirven para seguir el movimiento de un fragmento de video (tracking). Hace unos meses, gracias a esta campaña del Gobierno de Aragón, tuve la oportunidad de comprobar que PFHoe es una de las maneras más asequibles y efectivas de hacer un trackeo 3D que exporta datos de movimiento de cámara. Esto quiere decir que el programa, tras una serie de pasos donde el usuario introduce una serie de parámetros básicos de posición, es capaz de analizar el movimiento de los pixeles del clip, para generar toda una serie de coordenadas que imitan con suficiente precisión dónde y cómo se movió la camara al grabar el clip en su día. Si esas coordenadas son exportadas a otro programa, la cámara de ese programa se moverá igual que lo hizo la original. Esto quiere decir que lo que pongamos en escena tomará la perspectiva correcta. Sólo hay que colocar de fondo nuestro clip original y se supone que todo casa. Los resultados no sólo dependen de estas premisas técnicas, pero ayudan mucho a dar un plus de atractivo y efectividad en el diseño y por ende en el mensaje. Aún así es imprescindible no olvidar que el software en general (y cuanto más específico peor), se ha ganado a pulso el primer puesto del ranking de la ley de Murphy, muy por encima de la tostada de mermelada*.

*Dentro de la Galaxia Murphy para mi no hay estrella más cegadora que Word.

AGENCIA: BASSAT OGILVY , PRODUCTORA: VIDEAR, CLIENTE: GOBIERNO DE ARAGÓN, REALIZADOR: JAVIER CALVO

Fragmento del spot para la campaña de Supermercados Gadis, de Galicia. (Agencia: BAP&CONDE ; productora: CONGO PRODUCCIONES)

Ver spot completo aquí

Por fortuna -esta vez gracias a Abuse Design-, a veces caen proyectos que obligan a tomar 4 respiros, reflexionar, y plantear técnica y conceptualmente problemas de animación que se hacen muy cuesta arriba experimentar si no es por encargo.

En este caso fue el extraño honor de afrontar el reto de animar una vaca para transformarla en una moto. Lo delicado era que la vaca y la moto ya estaban grabadas. No se trataba transformar una vaca virtual, en 3D, para despedazarla en bloques, mezclarla con una moto 3D e integrarlo en un fondo grabado. No sé si eso hubiera sido más fácil. Todos sabemos que las palabras “fácil” y “sencillo” aparecen a menudo en el primer contacto con la productora que te hace cualquier encargo, pero lo cierto es que en este oficio la chorrada más tonta se puede complicar y de hecho se complica el 98% de las veces.

Además se juntó con el encargo añadido de aprovechar de alguna manera el movimiento de la vaca original. Todo ello en 18 frames. Al final la vaca fue pidiendo más y más fotogramas, así que le dí todo lo que me pidió desde el principio. No sé si reconocería a Cachorra (la vaca) si me la cruzara por el monte, porque nuestra relación fue corta pero intensa. Ella no me llama ni me escribe.

Recordé un tutorial de Nick Campbell, que mejoraba algunos aspectos de otros tutoriales clásicos que, a base de juntar capas en AfterEffects conseguía un efecto 3D. La cosa era arriesgada porque es un engaño visual que a la mínima canta como una almeja, pero como todos hacemos en este mundillo, aplicamos la regla de si la cosa funciona, porque esto no es más que una ilusión, y lo que cuenta es el resultado. Y aunque eso resolviera la parte más técnica del despiece exterior, el meollo de la cuestión es la solución de animación global, del pliegue de un objeto en otro, con tanto trozo de vaca y tanto desfase de tamaño. Aunque dure poco más de 1 segundo, si se reproduce más veces se empieza a ver que cada sección del animal mereció un tratamiento diferente. Hubo días en que sólo solucionaba una parte ridícula del total; hacer una extrapolación hubiera sido desquiciante (cualquier ordenador hubiera sugerido: “Estimated finish time: february 27, 2023”). Pero poco a poco la cosa fue tomando forma. Como en un túnel, hubo 2 lados que juntar, por uno el despiece de la vaca que comienza a desmontarse, y por otro la moto montándose. En el punto medio, algo de tripas 3D girando para hacer el debido ruido tridimensional. La composición final, en 2D, tiene unas 120 capas, y una de ellas contiene a su vez la composición de la moto que se monta con sus tantas otras capas, sin contar las capas de cada trozo de vaca frontal. Hay elementos imprescindibles ahí dentro que hoy tardaría mucho rato en justificar. Cuando estás metido en arena no intelectualizas lo que haces. Lo haces. Y si sale bien, no lo toques.

Una de esas noches, en un descanso, deseperadillo, maldiciendo y compadeciéndome por la complejidad de la animación, fui a despejarme al salón. Encendí la tele, y apareció la escena de  la batalla de los olifantes del Señor de los Anillos. Para cuando acabó la secuencia de marras recogí mi mandíbula del suelo, regresé al ordenador con el rabo entre las piernas, y pasé unos días sin quejarme de nada.

En los inicios de la autoedición, las empresas de fotomecánica aún no conocían las penurias. Gracias a los rentables milagros de la santísima Virgen del Fotolito, que proporcionaba buenos beneficios. Eran los años 80 y pico – 90; ahí se sentaron los estándares de la resolución y formatos necesarios de las imágenes que iban a imprenta. El TIFF (y el PhotoshopEPS para las imágenes con trazado de recorte) fueron los que se ganaron la mejor reputación posible por no dar demasiados problemas a la hora del ripeo.

Recuerdo cuando muchos nos liábamos con las resoluciones y toda esa serie de procesos de preparación de cara a imprenta que parecen todavía hoy los 10 mandamientos de Moisés y se dan por sobreentendidos. Toda una serie de premisas técnicas que no te puedes saltar si no quieres sorpresitas de la imprenta.

Hay quien -y el diseño gráfico no tiene la exclusiva en esto-, parece querer salvaguardar  ese status de élite técnica, de sancta santorum del conocimiento técnico, y no quiere que cambie gran cosa. Es un estado de la mente en la que ni quieren enseñar, ni quieren aprender. Hicieron su camino hace años; esculpieron nuevos surcos en el cerebro a base de mucho esfuerzo. Para ellos, actualizarles un proceso les sienta como un pisotón en un reguero de hormigas.

Me gustaría que dejaran de pedir la imagen en TIF, cuando nadie es capaz de distinguirlo de un JPG en máxima calidad. Dejad de escandalizaros porque una imagen no tiene la resolución que toca. Si es una captura de video, ¿le damos palmaditas a ver si se anima a tener mejor resolución? ¿le damos cola-cao a ver si crece?

Durante estos años me he ido cruzando con colegas de profesión, que estoy seguro se llevaron una decepción cuando Adobe sacó una versión de Photoshop capaz de crear un efecto sombra paralela, más que nada porque que les había costado un huevo aprender cómo hacerla y ya tenían dominada, a base de muchos pasos tan complicados como estúpidos. Y automáticamente pensaron que las sombritas eran cosa del pasado porque cualquiera podía hacerla con 1 click. Y como eso miles de cosas; el hecho mismo que supone que cualquiera pueda hacer una película, saca de quicio a muchos puristas, y eso, además de reaccionario, resulta patético y debería cubrir de bochorno a quien se atreva a condenar las obras por el medio y los medios con que se realizan. —Niños: hay que compartir los juguetes, que la guardería es de todos.

Hoy gracias a Dioss muchos procesos se han simplificado en algunos aspectos. A mi siempre me parecerá una chorrrada inmensa tener que lidiar con vericuetos técnicos. Ningún diseñador debería andar preocupándose del formato de una imagen, ni de si está en CYMK o en RGB o si hay un color plano o un .eps con una imagen incrustada, o su puta madre, valga la expresión. En realidad nos debería importar un comino porque las máquinas deberían solventar los problemas. La mayoría de estas chorradas las heredamos por batallas de patentes y asuntos técnicos que no nos incumben. Es que no pueden dejarnos diseñar, sin más? Recordemos todas esas gilipolleces que hacíamos hace 4 días para hacer procesos triviales. Gracias a empresas como Adobe, Apple, -con el inmenso camino que tienen por hacer- podemos dedicarnos a crear sin pararnos con que si anclo un texto con una imagen, que si sale un aviso ” Esta operación no está permitida, no se puede… bla bla bla… ¡pues hagan que se pueda, coño! A mi qué me estás contando.. (me disculpen, es que a menudo, algunos currantes de esto, hablamos con el software). Es más, si supera escupir, seguro que me saldría un TIF).

Ara que ha passat un temps prudencial des que el vaig acabar, ja puc dir que és un plaer anunciar la sortida a la venda d’aquest llibre del Polònia. Ho dic perquè aquesta feina tot i que acaba sent gratificant un cop terminada, és un autèntic diplodocus del disseny, perquè involucra un munt de recursos de maquetació, il·lustració, manipulació fotogràfica, 3D, i macramé. Encara avui em costa pensar que ja s’ha entregat. Són aquestes entregues que s’eternitzen. I per més que ho miris i remiris, sempre hi ha més coses que retocar, fins i tot en el mateix moment de tancar els pdfs. Però bé, algun dia s’ha d’entregar o el telèfon comença a treure blandiblub d’un color indefinit i els correus del client ja no acaben amb un ;D    Com diu la irònica cançó That sweet deadline days.. bé, ja sé que no existeix, però no estaria malament que algú la fés.

En aquesta ocasió finalment m’he pogut desfer de la enorme rèmora que arrossegava dels primers llibres fet amb QuarkXpress, i poder passar la maqueta a Indesign. La dels llibres era l’única assignatura pendent, i cada cop que havia de tornar a Quark em sentia com l’espermatozoide negre a aquella peli de Woody Allen. Ara faria amb gust un off-topic del quark, però ho deixo x un altre ocasió, però diré que l’Indesign ha estat clau en el factor creatiu. En qualsevol cas el disc dur treia fum; 5, 6 aplicacions obertes a l’hora amb 4 mísers GB de RAM al meu vell dual core, una autèntica prova de foc a la paciència del menda… quan el teu cap y el mouse van més ràpid que el teu mac, és hora de canviar de màquina.

Per arrodonir-ho m’hagués agradat incorporar als costats un flipbook dels avions tiratomàquets que tenia de quan vaig fer la careta, però els darrers dies ja vaig haver d’abandonar la idea definitivament. Però vaja, tampoc crec que es trobi a faltar, pq va ben sobrat de contingut gràfic. A més, porta carinyo, humor i matinades incrustades a les seves pàgines. Fans del Polònia, it’s for you.

Crèdits

Edició a cura de Manel Lucas

Textos de Manel Lucas, Jaume Buixó, Pau Escribano, Quim Morales, Xavi Navarro

Disseny, Il·lustracions i maquetació: Luis Ozonas

Fotografies: Ferran Nadeu, Anna Jiménez Roig.

Pero, cómo nos han estado ocultando los americanos este tesoro nacional? A ver si cae pronto un biopic para una tarde de domingo. Dicen que en Intereconomía para el mismo otro 11S (La Diada) han convocado una quema de Estatuts.

¿Dónde están las minas de la segunda guerra mundial cuando uno las necesita?